1. Le pedimos a nuestro carnicero el solomillo de cerdo en rodajas gruesas.
  2. Salpimentamos con las cuatro pimientas.
  3. Ponemos en una plancha un poco de aceite y pasamos el solomillo.
  4. En una sartén agregamos un poco de aceite y a temperatura baja añadimos la salsa de soja y la miel. Dejamos reducir un poco hasta que comience a hervir.
  5. Servir el solomillo con la salsa por encima.
  6. Se puede acompañar con unos espárragos blancos, regados con la salsa.
  7. Servir caliente.

Esta receta de solomillo de cerdo con soja y miel, es para dos personas, si tenemos más comensales debemos aumentar las cantidades mencionadas proporcionalmente.